viernes, 18 de septiembre de 2009

Agatha Christie


Agatha Mary Clarissa Miller nació a finales del verano de 1890, el 15 de septiembre, en la ciudad costera de Torquay, condado de Devon, al sur de Inglaterra. Fue la menor de los tres hijos concebidos por el matrimonio de Frederick Alvah Miller y Clarissa Margaret Boehmer. Con tan sólo 11 años de vida, la infancia feliz que tuvo se verá frustrada por la muerte de su padre, que dejará a la familia en una situación económica bastante inestable.

La segunda década del siglo XX dará lugar a hechos que influirán notablemente en la vida de la futura escritora. Por una parte, durante la Primera Guerra Mundial, una jovencísima Agatha trabajará como enfermera en un hospital y en el dispensario de éste. Esta experiencia la convertirá en una experta en el uso de venenos diversos y le proporcionará la oportunidad de adquirir conocimientos, de los que obtendrá una ayuda inestimable posteriormente a la hora de componer gran parte de los asesinatos que se cometen en sus novelas. Por otra, en el transcurso de la guerra conocerá también su primer matrimonio del que nacerá su única hija, Rosalind. Será en la Nochebuena de 1916 cuando se case con Archibald Christie, un coronel del Royal Flying Corps, de quien tomará el apellido que luego ella hará mundialmente famoso.



Si bien el primero de los hechos fue sumamente provechoso para la escritora, el segundo no dejará de traer a su vida numerosos momentos de amargura y sinsabores, pues su matrimonio con el aviador Archibald Christie será harto desgraciado y, de hecho, dará lugar a un extraño suceso en la vida de la novelista que, de tan insólito que es, puede equipararse sin ningún género de dudas a muchas de las situaciones que acaecen en gran parte de las novelas que escribió. Me refiero a su desaparición en 1926.


Ocurrió el 3 de diciembre de ese año, cuando la escritora saboreaba el éxito que gozaba su sexta novela, El asesinato de Roger Ackroyd, y se extendió a lo largo de 11 días, durante los cuales el mundo entero ignoró el paradero de la ya famosa novelista. Al anochecer de aquel 3 de diciembre, Agatha Christie abandonó ...

Si quereis saber más o ver más imágenes, sólo teneis que seguir leyendo aquí

Autor del artículo : S.Cid
Blog de S.Cid: Finis Terrae (
http://loslibrosdescid.blogspot.com/)

7 comentarios:

  1. Interesante reseña biográfica que toca los puntos "calientes" de la vida de Agatha Christie. He disfrutado de su lectura.

    Es cierto que Miss Marple y Hercules Poirot son sus dos personajes por excelencia, pero un dato interesante que no he visto anotado es el hecho de que Agatha Christie odiaba a Poirot. De hecho, la novela en que lo mata, "Telón", fue escrita con anterioridad a muchas de sus aventuras. Sin embargo, puesto que el detective belga gustaba tanto, el editor pidió a la autora que mantuviera esa novela en el cajón y siguiera escribiendo historias que tuvieran a este personaje como protagonista.

    Este es un hecho que Agatha dejó apuntado en una de sus novelas, "Tercera muchacha", en la que el personaje de Ariadne Oliver, escritora de relatos policíacos, le confiesa al propio Poirot que detesta a uno de sus personajes, el detective Sven Hjrson, y que sólo oculta ese odio porque su editor se lo ha pedido.

    Un saludo.

    Shondar

    ResponderEliminar
  2. Hola Shondar, veo que eres un apasionado y experto conocedor de Agatha y sus novelas, por lo que veo me queda mucho que aprender de gente como tu...y desde luego mucho que leer porque yo para ser sincera no he leído mucho de Agatha, y este libro en particular no lo leí, aunque ya está preparado para ser abierto en la mesilla de noche.
    Saludos y gracias por visitarnos, eres bienvenido, vuelve pronto por favor.

    ResponderEliminar
  3. Precisamente "El asesinato de Roger Acrkoyd" (aquí, Rogelio) fue la primera novela que leí de esta moza; el problema es que eso fue hace unos treinta y... años, en un verano casi exclusivo a estas novelas,... y no recuerdo nada de ella (al menos ahora, otra cosa será si lo releyera).
    Sí recuerdo, naturalmente, "Asesinato en el Orient Express" y "Diez negritos" (o como políticamente correcta la llamen ahora).
    También es cierto que no me atrevo con "Testigo de cargo", y es que el peso de la película impone.
    Para el final, claro, he dejado la felicitación a la autora.

    ResponderEliminar
  4. Bueno, entre tanto experto en Agatha yo mejor cierro el pico, la autora del comentario no soy yo, le paso la felicitación y te doy la bienvenida a mi blog, cuando quieras vuelve...no nos fugamos a ninguna parte. Saludos y gracias

    ResponderEliminar
  5. Pues la autora da las gracias a los comentaristas por sus comentarios, sus felicitaciones y sus anotaciones extra..., ¿eh, Shondar?, ;-) ¿A qué interesante conversación en un Starbucks coffee me sonará...? ;-)

    En la producción de Agatha, "Testigo de cargo" no es sino un relatito muy, muy breve, aunque absolutamente magistral. La película, claro, como dice Posodo, es... (tampoco yo me atrevo) ;-).

    Por cierto, mi primera novela de Agatha Christie fue "El hombre del traje color castaño" hace ya de eso..., bueno, yo no seré tan específica como Posodo y simplemente diré que hace unos ...taitantos años, y desde entonces mis veranos están enganchados a esta autora. Como María Gaetana, soy fan indiscutible de Agatha Christie, por ello animo a Flavia a que llene sus estanterías (seguro que sitio se encuentra, Kerícolo) con libros de ella y de todo tipo.

    Saludos a todos, en especial a Kerícolo.

    Un abrazo.

    S. Cid

    ResponderEliminar
  6. Gracias S. Cid por tu ayuda...me sentía abrumada ante tanta sabiduría...Besitos

    ResponderEliminar