miércoles, 10 de febrero de 2010

UNA VISITA NAVIDEÑA A ROMNEY MARSHES de Anne Perry

Aquí os dejo la reseña creada por S.Cid del blog Finis Terrae, que me ha mandado otra sugerencia misteriosa para leer y que seguro que nos va a encantar, desde aquí le agradezco su colaboración, siempre amable y agradable...

UNA VISITA NAVIDEÑA A ROMNEY MARSHES de Anne Perry

Los más célebres personajes de Anne Perry, Thomas Pitt y Charlotte Ellison (que cambiará su apellido por Pitt cuando se case con el primero y que encontramos por primera vez en la novela Los crímenes de Cater Street), no son, sin embargo, los protagonistas de la que hoy nos ocupa: Una visita navideña a Romney Marshes. En esta ocasión, es Mariah Ellison, abuela de Charlotte, quien se hace con las riendas de la trama y lleva a cabo la investigación de una muerte… que ella cree un crimen.

Esta anciana, calificada por el propio comentario del libro como mordaz, se verá obligada a pasar las vacaciones de Navidad en lo que ella imagina que será una vieja casona destartalada, ubicada en la costa fría e inhóspita y apartada del cómodo mundo londinense, en compañía de su nuera Caroline, viuda de su difunto hijo y casada en segundas nupcias con Joshua Fielding, un hombre que Mariah no estima.

A su llegada, ofuscada por la realidad imaginada que espera, Mariah no podrá sino forzarse a creer que Romney Marshes es realmente un lugar agreste, desagradable y sumamente provinciano donde probablemente va a pasar las peores y más aburridas vacaciones navideñas de su vida. Sin embargo, entre la nieve que lo cubrirá los días previos a la Navidad, Mariah encontrará una extraña compañía, la de Maude Barrington, prima de Joshua, que ha pasado cuarenta años fuera de Inglaterra recorriendo un mundo que ninguna mujer victoriana habría soñado pisar, y cuyas aventuras Mariah encontrará en exceso inapropiadas. A sus ojos, Maude no es sino una extraña mujer de reputación probablemente censurable, según los rígidos cánones victorianos, cuya sospechosa muerte, sin embargo, la conducirá a transitar por un camino hasta entonces inexplorado por la anciana Ellison.

En ese caminar a tientas, movida sólo por una sospecha para cuya demostración no encuentra pruebas, Mariah recorrerá una senda que la llevará no sólo a averiguar la verdad sobre la extraña muerte de Maude, sino a desenterrar un yo recóndito, de vigorosas raíces hundidas hasta su más profundo interior y disimulado por las impenetrables capas de olvido que los años han ido depositando sobre él.

Se trata, pues, de algo más que una novela de crímenes. Es una historia que se explica al amor de la lumbre, refugio del temporal que sopla en el exterior, ante una humeante taza de té recién hecho, pastas de mantequilla y mermelada de frambuesas. Una historia rodeada de adornos navideños, oculta por la niebla y susurrada en voz baja. Una historia que, como el pudín navideño, no se puede desvelar porque hay que flambearla… justo antes de servir. Así pues…, léala.

Autor de esta reseña: S. Cid
Blog del que reseña: Finis Terrae (http://loslibrosdescid.blogspot.com)

15 comentarios:

  1. Me encanta esta escritora, llevo varios años (practicamente desde la adolescencia) leyendo sus libros y me lo pasa pipa, es mi Agatha Christie particular...y curiosamente este no lo he leído!!
    Gracias por la recomendación
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Aún no he leído nada de esta autora aunque segun la reseña parese buena, y creo que ya me la habásn recomendado... Tendré que darle una oportunidad algún día ^^

    ResponderEliminar
  3. Yo tampoco he leído nada de ella, pero ya encontré el libro y lo leeré en breve, a mi lo que me sorprendió fué la biografía de Anne Perry, no me digais que no es un novelón...¡¡

    Gracias por pasearos por el blog a las dos

    ResponderEliminar
  4. Yo ya había leído algunas novelas de Anne Perry y me han gustado todas. Ésta que de la que hablamos hoy aquí la compré hace poco y se lee en un suspiro: parece que se te queda corta, vamos, que te gustaría un poquito más de novela. Sobre todo porque Anne Perry es buenísima pintando esos ambientes victorianos que tanto gustan. Y, sí, Kerícolo, la biografía de esta escritora parece sacada de una de sus propias novelas.

    Muchas gracias por publicarme estos textos en tu blog. Es un gran honor para mí :-)

    Besotes.

    S. Cid

    ResponderEliminar
  5. Ja,el honor es mio, ya sabes por donde frecuento o sea que cuando quieras o necesites algo...aquí estaré dispuesta¡¡

    ResponderEliminar
  6. Yo la buscare para leerla, en mi pais hoy se cebre el día del cariño y la amistad y queria pasar dejandote muchas felicidades y un fuerte abrazo, Kericolo

    ResponderEliminar
  7. Mujer, gracias por el cariño, es agradable encontrarse con gente como tu,eres un encanto¡¡ Un beso

    ResponderEliminar
  8. Nunca he leído a esta autora, ¿crees que me gustará?

    ResponderEliminar
  9. Si, yo pienso que si,yo ya lo encontré y me lo voy a comprar hoy para leerlo¡¡ Me tiene muy buena pinta, a mi los libros de misterios y asesinatos me encantan¡¡

    ResponderEliminar
  10. Hola que buena pinta tiene este libro jeje en mi estanteria tengo uno de esta autora pero aun lo tengo pendiente, si le encuentro hueco rapido es posible que me lo lea dentro de poco.

    Saludo
    Saggara

    ResponderEliminar
  11. guaaa!! me ha encantado espero que os guste el mio

    ResponderEliminar
  12. muy interesante el articulo, mi enhorabuena sigue asi

    ResponderEliminar
  13. Saggara anímate a leer a esta escritora es genial creando misterios que te atrapan hasta la última hoja, yo he leído "Muerte de un extraño" y me ha encantado...Libro te visitaré gracias por venir a verme y Noticias recuerda que esta reseña no es de la autora del blog, sino de S. Cid, tienes enlace a su blog en la reseña de este libro. Un saludo a todos

    ResponderEliminar
  14. Me encantó la novela y, sobre todo, ver como se humanizaba la protagonista. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  15. Me alegra que te haya gustado el libro Kayenna, gracias por venir y por hacerte seguidora de mi blog, un abrazo.

    ResponderEliminar