domingo, 4 de diciembre de 2011

"Ensayo sobre la ceguera" de José Saramago

Hola a tod@s:

Os traigo una nueva reseña sobre el libro Ensayo sobre la ceguera de José Saramago.

Tenía unas ganas enormes de leer este libro, me lo habían recomendado muchísimas veces, porque me decían que tenía un parecido enorme en su forma de escribir con Kafka (autor que me apasiona), y que seguro que me enamoraría irremediablemente de Saramago...y he de confesar que así ha sido.

La primera sorpresa que me llevé con este libro fue su estructura, capítulos sin numerar formados por dos o tres párrafos interminables, sin apenas signos de puntuación, sin exclamaciones, con los diálogos integrados en dichos párrafos, en los que la voz de cada personaje se distingue porque empieza por mayúscula, convirtiendo los párrafos, por momentos, en una masa ingente de diálogos que tienes que volver a releer para comprender mejor quien está hablando.Es como si el escritor  hubiese pensado que sobraban tantas florituras y decidiera escribir sólo con  lo imprescindible, el texto es comprensible sin necesidad de tantos recursos, escrito tal cual se piensa …como la vida del ser humano, que puede seguir avanzando sin necesidad de todos los lujos  que tanto necesitamos ahora , olvidándonos de lo más importante.

Esta forma de escribir el libro, junto con la historia en sí hacen que la lectura sea adictiva, rápida y sorprendente a cada párrafo que lees.

Segunda sorpresita: El argumento del libro, una historia bien pensada y estructurada, con episodios duros de verdad, situaciones que se nos hacen impensables en la sociedad en la que vivimos actualmente. Por momentos (por lo menos a mi), te rompe los esquemas con la acción que se va desarrollando y las situaciones en la que te ves inmerso dentro de la novela. Saramago consigue que seas uno más del grupo, que vayas agarrado del hombro de la mujer del médico,  y que sufras sus problemas, que te metas en sus cabezas y pienses qué harías tu en tal o cual momento, cúal sería el siguiente paso, que te indignes o te asquees como lo hace la mujer del médico, que te desesperes, que sufras, que sientas el agua de la lluvia en tu cuerpo helado, que sientas el hambre y la sed, que sientas la vergüenza ridícula de tu desnudez ante la ceguera ajena...es un libro intenso, muy intenso.
Las descripciones de como son los lugares las vemos a través de los ojos de la mujer del médico, y la verdad es que son descripciones muy bien hechas, ves perfectamente el antiguo manicomio, las habitaciones, y la ciudad...Saramago tiene una maravillosa capacidad descriptiva, es muy gráfico y por momentos sabe cómo conseguir moverte hacia la repugnancia, o hacia la ternura...es un maestro de las letras y con ellas nos lleva magistralmente de un sentimiento a otro para que te situes perfectamente en el pellejo de los personajes.

Tercera sorpresita: Los personajes, no son denominados por sus nombres propios, sino por su característica más relevante....la mujer del médico, el médico, el viejo de la venda negra, el niño estrábico o la mujer de las gafas oscuras serán pues sus nombres, sus descripciones serán pormenorizadas y exhaustivas, tanto física como psicológicamente, aunque la descripción de sus personalidades las iremos descubriendo a través de los diálogos que mantienen entre ellos.

"...ni siquiera se nos ha ocurrido preguntarnos nuestros nombres, y para qué, ningún perro reconoce a otro perro por el nombre que le pusieron, identifica por el olor y por él se da a identifica, nosotros aquí somos como otra raza de perros, nos conocemos por la manera de ladrar, por la manera de hablar, lo demás, rasgos de la cara, color de los ojos, de la piel, del pelo, no cuenta, es como si nada de eso existiera»

Cada uno de estos personajes representa, a mi forma de ver,  un tipo de ciudadano o de persona: el que no cree, el creyente, la persona liberal, el conservador, el luchador y valiente, el indefenso... la juventud, la vejez....y así veremos como podrían ser las distintas actitudes de ciudadano tipo ante las situaciones que se le van presentando  y sus reacciones.

Cuarta sorpresita: El significado de la obra, una crítica rotunda a la pérdida de valores de los seres humanos en esta sociedad en la que vivimos, en donde hemos dejado de ver lo que realmente importa para pasar a preocuparnos por las cosas materiales e insustanciales, queremos ser más que los demás, tener más y mejor y para ello no importan los medios que se utilicen para conseguirlo, somos egocéntricos, individualistas, insolidarios, fríos , calculadores, amorales, destructivos y envidiosos... somos malos con nosotros mismos y con los demás. Nos miramos los unos a los otros por encima del hombro, juzgamos a los demás por su apariencia exterior, por lo que visten , por quienes son sus amigos y nos olvidamos del interior de las personas, nos olvidamos de compartir, de ayudar al prójimo...y nos tienen que quitar el sentido de la vista para empezar a valorar de nuevo todo lo que perdimos por el camino de la evolución.

 "....Creo que no nos quedamos ciegos, creo que estamos ciegos, ciegos que ven. Ciegos que, viendo, no ven..."

En este sentido, destacaría la importancia que se le da a la palabra RESURGIR palabra que la mujer del médico grita al mundo, palabra que nos lleva a pensar en una vuelta a la esencia, al origen de todo,  dejando atrás todo lo adquirido a lo largo de la evolución del hombre, que es innecesario y dañino para el mismo.

"...Finalmente, arrancó la rama de un rosal que crecía en un extremo del patio y la plantó en la base de la sepultura, del lado de la cabeza, Resurgirá, preguntó la chica de las gafas oscuras,Ella no, respondió la mujer del médico, más necesidad tendrían  los que están vivos de resurgir de sí mismos, y no lo hacen, Estamos ya medio muertos, respondió el médico, Todavía estamos medio vivos, respondió la mujer..."

Saramago pone aquí a los gobiernos de los países en una situación límite, los estruja llevando a los ciudadanos a una situación atípica para romper las estructuras de funcionamiento de nuestras sociedades, haciendo que el estado no pueda proteger a sus ciudadanos  y se vea obligado a dejarlos a su suerte, a abandonar su función de papá protector...y es aquí donde se empezará a ver la conversión del ser civilizado a ser humano, a animal. Ahora ya no habrá nadie que le diga a los ciudadanos que es lo que tienen que hacer, a donde tienen que ir, como tienen que actuar, no habrá nadie para impartir justicia, nadie para sanar tus heridas, ni medios de transporte, ni seguridad, ni nada...ahora el propio ser humano tiene que volver a sus raíces y empezar a pelear, empezar a valorar de nuevo lo que realmente es importante y lo que es supérfluo, innecesario. Ahora todos serán iguales, no habrá ricos ni pobres, el dinero ya no valdrá nada, y para poder sobrevivir habrá que mantenerse unidos, aquí ya no valen los egoísmos.

La verdad es que este libro da para comentar y comentar, tiene muchos detalles dignos de mención y yo pienso que con cada nueva lectura se descubre algo nuevo que antes no habías visto, todo tiene un significado, todo está ahí por una razón y te toca a ti averiguar que nos quiere decir Saramago, te va llevando de la mano y mostrándote sabias lecciones de moral, interesantes reflexiones sobre la vida que vivimos , sobre nuestras sociedades modernas y poco a poco va haciendo que recuperes tu también una nueva visión, que resurjas de tu ceguera como una persona nueva.

Supongo que no a todo el mundo le gustará este libro, a mi me encantó y lo volveré a leer de nuevo, porque me han quedado cosas poco claras y que me gustaría volver a leer, pero yo pienso que es un libro de obligada lectura...nos va a abrir los ojos y nos va a sorprender..es alucinante de verdad...no entiendo como una persona puede llegar a inventar una historia tan bien creada, tan bien pensada y que dice tantas cosas importantes de una manera totalmente adictiva. Leerlo por favor¡¡¡

8 comentarios:

  1. Ya te dije que tenía ganas de ver tu impresión de este libro. eres detallista y no te quedas en los generalismos de la mayoría.
    Yo también disfruté de su lectura, me sorprendió puesto que lo había juzgado de antemano como un libro pesado.
    Y repetí con el autor, no siempre con la misma fortuna. Pero seguiré insistiendo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Ayyy Mientras Leo...lo que da para comentar este libro, llevo tres días con esta reseña, cuando la comencé la hice interminable y tuve que ir reduciendo y reduciendo. El libro da para mucho pensar, para mucho comentar, se me quedan detalles en el tintero porque no quería hacer de la reseña un tostón. Yo también disfruté muchisimo con su lectura y lo volveré a leer otra vez a la sombra del siguiente libro que me toque comentar para el blog. Hay tantos detalles, como los de las imágenes de la iglesia que tenían los ojos vendados...o las múltiples desventuras del manicomio...y tantas y tantas más...Repetiré con el autor, por supuesto que si...y no creo que tarde mucho. Un saludo y gracias por venir a leerme. Un beso

    ResponderEliminar
  3. No me extraña que tuvieses tantas ganas de reseñarlo, porque lo has hecho estupendamente. A mi me pasa algo similar y espero algún día hacerlo, porque en su día me encantó.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Kayenna por tus palabras, me alegra que te haya gustado la reseña, anímate a releer el libro y comentamos... Un abrazo y gracias por venir.

    ResponderEliminar
  5. A Saramago o lo adoras o no quieres ni mentarlo. Me alegra que te encuentres en el primer grupo. La verdad es que tu maravillosa reseña me ha dado unas ganas terribles de releer el libro. Creo que ya te había comentado que yo me estrené con Saramago leyendo "Todos los nombres" y desde entonces seguí su pista. Un abracito para ti y un recuerdo para él a modo de homenaje. Olga.-

    ResponderEliminar
  6. Olguiña queridaaaa me encantó Saramago y su Ensayo..prometo leerme más libros suyos...creo que ya no puedo vivir sin Saramago en mi vida¡¡ Un beso para ti y los tuyos...hablaremos¡¡

    ResponderEliminar
  7. Me han comentado varias personas que este libro es muy duro así que no tengo intención de leerlo en un futuro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno...yo no diría que es muy duro...yo diría que es sorprendente y una enorme reflexión sobre lo ciegos que en realidad nos estamos volviendo en las sociedades modernas, le estamos dando valor a cosas totalmente equivocadas, nos hemos vuelto superficiales...yo sinceramente te aconsejo que por lo menos lo intentes leer, pienso que te vas a llevar una grata sorpresa como la que me llevé yo...si realmente sabes leer entre lineas, claro. Es un libro que todos deberíamos leer.

      Eliminar